Terapia emocional individual

con Mónica Álvarez Mallol

Un espacio que fomenta el autoconocimiento y la adaptación en las distintas áreas de la vida.

Vamos a trabajar con herramientas y ejercicios terapéuticos que nos permitan reforzar e instalar recursos saludables, reforzar nuestra identidad y tratar el malestar que nos trae a consulta. El objetivo es entender y resolver el origen del problema.

Terapia emocional

Esta terapia transcurre mediante la palabra y la relación. Al hablar, se van viendo aspectos de uno mismo que ayudan a esclarecer las dificultades. Explorar nuestro instrumento, indagar hasta dónde somos capaces de ir accediendo e ir revisando la historia que nos contamos. Dominar la capacidad que tenemos de analizar lo que nos ocurre dentro y fuera nos permite aprender a desenvolvernos mejor sin tener que recurrir a mecanismos de defensa para hacer frente a nuestros momentos de angustia y sufrimiento. Dicho de otra forma, sabiendo identificar las dificultades que tenemos para con nuestro instrumento y las dificultades que nos pueden venir de circunstancias externas, ayudaremos a que nuestra vida vaya con mayor sintonía.

En este tipo de terapia no existe un “para qué”, no existe un resultado. Lo importante es ser consciente de que todos tenemos dificultades técnicas (bloqueos) y, que esta terapia es una práctica infinita donde cada uno llega hasta donde quiere, puede y necesita. Una terapia que no atiende a razones por parte del paciente de iniciarse en este proceso porque “debe o tiene” que hacerlo, sino porque realmente le apetece hacerlo. Es entonces cuando se producen los avances y los verdaderos cambios. Es una investigación ideológica; un proceso donde aprender a reconocer que podemos expresar una manera distinta de pensar. Un espacio donde poder eliminar contradicciones y trabajar todas aquellas tensiones provocadas por lo “no dicho/no hecho”.

Un espacio de no juicio para evitar dejarnos dominar por la mente (el ego). Una oportunidad para descubrir el lugar que cada uno ocupa y, aprender a disfrutar de esa sensación de ocupar espacio desde un estado de seguridad, placer y relajación.

Una tipología de trabajo que permite trabajar la voz sonora y la espera para abrir el canal hasta que la emoción sale. Se trata de aprender a transitar por el mundo de nuestras emociones y soltar el control sobre lo que ocurre (realidad) y lo que creemos va a ocurrir (ficción).

Scroll al inicio

Suscríbete a nuestra Newsletter